Las incógnitas en torno al petro

El 3 de diciembre de 2017 el presidente Nicolás Maduro anunció la creación de una criptomoneda respaldada en oro, gas, diamante y petróleo venezolano y le puso como nombre “petro”. La justificación para crearla fue “el bloqueo financiero de algunos países e instituciones internacionales contra el país”.

Desde ese día hasta la actualidad, se crearon distintas regulaciones e instituciones para controlar el uso de la moneda virtual, la primera en manos de un Estado y respaldada por reservas petroleras. Surgió así la Superintendencia de la Criptomoneda el 8 de diciembre y se designó a Carlos Vargas como el encargado del ente gubernamental.

Vargas anunció ese mismo día la creación del Registro Único de Minería Legal que funcionaría a partir del 22 de diciembre de 2017 y hasta el 21 de enero de este año para que aquellas personas que tuviesen equipos para minar criptomonedas pudieran legalizarlos y evitar ser confiscados por autoridades.

Durante la creación del activo digital surgieron dudas sobre su funcionamiento como el hecho de que estuviese sustentado en reservas petroleras. El artículo 3 de la Ley de Hidrocarburos establece que “los yacimientos de hidrocarburos existentes en el territorio nacional, cualquiera que sea su naturaleza (…) pertenecen a la República y son bienes del dominio público, por lo tanto, inalienables e imprescriptibles”,  es decir, las reservas petroleras no se pueden usar para sustentar un activo como el petro.

El presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, José Guerra, explicó en una entrevista que el gobierno atenta contra la Constitución y las leyes al ofrecer reservas de petróleo como sustento de un activo.

Leer la noticia completa

Fuente: El Nacional

Deja tus comentarios