Crecen quejas y denuncias sobre los CLAP

El gobierno de Nicolás Maduro creó en marzo de 2016 un sistema de venta de cajas de alimentos subsidiados para intentar paliar el desabastecimiento de comida en abastos y supermercados pero un año y nueve meses después, los comercios lucen prácticamente vacíos, mientras las denuncias y quejas aumentan.

Protestas que han culminado en saqueos y denuncias de corrupción en el manejo de estas cajas de alimentos de los llamados Comités Locales de Abastecimiento y Producción conocidos como CLAP se han desarrollado en los últimos días porque nunca llegan o se tardan meses en llegar.

El gobierno ha dicho que incrementará la cantidad de cajas para beneficiar a más familias, aunque también informó, hace pocos días, del aumento de precio de estos paquetes de 13 o 14 kilos de productos que supuestamente alimentan a cinco de los 31 millones que viven en Venezuela.

Las cajas contienen cuatro latas de atún, dos botellas de aceite vegetal de 900 ml, un kilo de arroz, un kilo de azúcar, un kilo de harina de maíz, dos kilos de leche en polvo, dos kilos de espagueti, medio kilo de pasta corta, dos bolsas de fríjoles negros, dos bolsas de lentejas, una botellita de salsa de tomate y una bolsita de mayonesa.

Efe tuvo acceso a una de estas cajas y además de verificar este contenido, verificó que todos los productos -con etiqueta- son importados y que ninguno tiene el número de registro sanitario de Venezuela lo que confirma algunas de las denuncias del diputado opositor Carlos Paparoni sobre este tema.

Leer la noticia completa

Fuente: El Nacional

Deja tus comentarios