Entorno oficialista se enriquece con políticas del Gobierno, denuncian economistas

No todos los venezolanos están perjudicados por la crisis económica que aqueja al país. Un grupo allegado a las autoridades se aprovecha de la escasa transparencia en la rendición de cuentas para lucrarse a través de los diferenciales de precios, la venta de dólares a tasa de Bs. 10 por parte del Estado y la poca discrecionalidad a la hora de otorgar contratos públicos, según indicaron distintos economistas.

“El enorme diferencial entre el precio de la divisa a la tasa oficial y la que resulta del llamado “mercado paralelo” estimula abiertamente la corrupción, desviando divisas escasas que deberían atender las necesidades de la población y del aparato productivo interno”, advirtieron más de 100 economistas en una enviada al presidente Nicolás Maduro en la que lo instan a tomar medidas correctivas “para evitar el colapso”.

Según los cálculos de los firmantes, en el período 2003-2016 salieron del país alrededor de 155,4 millardos de dólares, mientras que el valor del bolívar a la tasa oficial Dipro (Bs. 10), “es apenas una sexta parte del que tenía en febrero de 2003”. Sumado a ello, las reservas internacionales venezolanas disminuyeron, para finales de 2017, en una tercera parte del monto existente cuando se instauró el control cambiario.

A esto se suman los controles de precios implantados en el mercado interno que, consideran los economistas, destruyeron la competencia y desestimulan las inversiones privadas. “Lejos de contener el alza en los precios, este sistema ha contribuido a propagar la mayor inflación del mundo en los últimos cuatro años”.

Venezuela registró una contracción de su economía en 16,5% en 2016, de acuerdo a lo que reportó el Gobierno a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés). Ese número es de extrema preocupación para los académicos, pues representa el colapso de la actividad económica, que empeora con el incremento de la deuda externa del país, la pérdida de ingresos en divisas y la expansión del gasto público.

Leer la noticia completa

Fuente: Efecto Cocuyo

Deja tus comentarios